Souvenir

2 septiembre, 2020

¿Cuánto duran las estupideces en el tiempo? Lo que queda es la ruina, el fragmento puede ser un souvenir.

‎ ‏‏‎

Es la forma perversa del souvenir. Cagarle algo a alguien, hurtar, robar, perder arruinar. Atesorar algo que no tiene referencia que para uno versus una anodina dedicatoria. 

‎ ‏‏‎

Llamemos souvenir a los pabellones perdidos, a la escena del crimen. Consideremos decisiones no tomadas, apego, muletas del recuerdo, souvenir.

El que se mantenga el misterio permanente sobre ellas podría ser su mejor opción, que deriva en chuchería sin sentido una vez muertos. 

‎ ‏‏‎

Amuleto. Avaricia que persevera, desperdicios. Imbecilidad. En sueños como jalando cual cachalotes arponeados. 

‎ ‏‏‎

Recuerdos que sabemos que perviven en objetos que son inútiles pero que son momentos intransferibles y estériles. 

‎ ‏‏‎

En todo eso. En cada chance de estas cuestiones. Por eso personas interesantes podrían contar con bastos souvenirs, referencias, etc. Otros por el contrario sólo podrían tener eco en sus parietales de los vestigios que valen la pena.

‎ ‏‏‎

Cualquier afán acumulador pervertiría al souvenir para volverlo heterónomo.  Colección, apenas haya patrón, sociedad es colección. 

‎ ‏‏‎

Dista de ser esto, tiene que ser más psicótico. Objetos que retengan impresiones fuertes que deriven en eso irreal. Cosa que se aferran a la magia que como sabemos no existe.

0 comentarios

Deja un comentario